Ejemplo de prueba de aceptación operativa (OAT)

¿Qué son las pruebas de aceptación operativa?

Pruebas de aceptación operativa (OAT) Es una técnica de prueba de software que evalúa la preparación operativa de una aplicación de software antes de su lanzamiento o producción. El objetivo de las pruebas de aceptación operativa es garantizar el cumplimiento del sistema y los componentes y el funcionamiento fluido del sistema en su entorno operativo estándar (SOE).

Las pruebas de aceptación operativa (pruebas OAT) también se denominan pruebas de preparación operativa (ORT) o pruebas operativas.

Tipos de pruebas operativas

  • Prueba de instalación
  • Operación de prueba de carga y rendimiento
  • Pruebas de copia de seguridad y restauración
  • Pruebas de seguridad
  • Análisis de código
  • Pruebas de falla
  • Pruebas de recuperación
  • De extremo a extremo Entorno de prueba Pruebas operativas
  • Revisión de la documentación operativa

Pruebas operativas

Por qué realizar pruebas operativas

  • Durante las configuraciones del software OAT y el soporte operativo, los componentes se unen
  • Prueba la implementación de cambios funcionales o estructurales en el software o servicio en un entorno funcional o no funcional.
  • Esta prueba determina si una aplicación se puede implementar en una red de acuerdo con los estándares de la Biblioteca de infraestructura de TI (ITIL).
  • Indica si un software funcionará de la manera para la que fue diseñado sin interrumpir el proceso de negocio.
  • OAT se centra principalmente en estos aspectos del producto de software.
  • La Resiliencia
  • Capacidad de recuperación
  • Manejabilidad y soporte
  • Integridad

Casos de prueba de ejemplo para pruebas operativas o OAT

Following es una lista de verificación útil para hacer OAT

  1. Las copias de seguridad realizadas en un sitio se pueden recuperar en el mismo página web
  2. Las copias de seguridad realizadas en un sitio se pueden recuperar en el otros página web
  3. La implementación de cualquier característica nueva en el entorno de producción en vivo no debería afectar negativamente la integridad de los servicios de producción actuales.
  4. El proceso de implementación se puede replicar utilizando documentación válida.
  5. Cada componente puede apagarse e iniciarse exitosamente dentro del plazo acordado.
  6. Para alertas: todas las alertas críticas deben dirigirse al TEC y hacer referencia al documento de resolución correcto.
  7. Existen alertas que se emiten si se superan los umbrales acordados.
  8. Cualquier documentación de recuperación producida o alterada, incluidos los Diagramas de Servicio, es válida. Esto deberá ser entregado a las áreas de soporte correspondientes.
  9. Cualquier componente que se vea afectado por la falla debe mostrar el orden recomendado de reinicio, el tiempo de finalización, etc.

Conclusión:

En Ingeniería de Software, las Pruebas Operativas garantizan que el sistema y los componentes cumplan con el entorno operativo estándar (SOE) de la aplicación. La forma completa de OAT es la prueba de aceptación operativa.